Nunca he hablado a nadie de aquella ocasión

 

Y no le digo a nadie de este deseo loco

que no sé si será de vida o muerte
o de una eternidad que me atraviesa
como una espina de pescado.
Como si un barco me esperara
como si el corazón fuera una bomba
como si un perro gimiera por mí
o el mar que no respiro supiera la respuesta. Sigue leyendo “Nunca he hablado a nadie de aquella ocasión”

Anuncios

#HistoriasdeLo

Y él le regalo el mar para que pudiese imaginar que aún seguían su viaje… Ella guardo su calma para los días por venir.